Quesos Veganos

Mi queso curado de pipas de calabaza

Este queso curado es una delicia auténtica, si os gusta el Cabrales ¡¡¡lo vais a flipar!!! Es muy fácil, solo necesitáis un poco de paciencia, los ingredientes, la mezcla y el tiempo de curación.

Ingredientes:

  • 1/4 kilo de pipas de calabaza peladas y crudas
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de sal marina integral
  • Zumo de 1/2 limón
  • 3 cucharadas soperas de levadura nutricional o de cerveza
  • 1 diente de ajo (sin pelar)
  • 1 trozo de raíz de jengibre (sin pelar)
  • Pimienta negra (unas 10/15 bolitas)
  • 1 cucharadita de semilla de cilantro seca
  • 1 cucharadita de cominos
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 toque de canela
  • Pimentón dulce al gusto (para “rebozar”)
  • 1 vaso de agua

Lo primero, como siempre, poner las pipas de calabaza a remojo toda la noche, no solo para ablandar, si no para activarlas y así poder asimilar mejor todos sus increíbles nutrientes. Son anti-inflamatorias, cardiosaludables, antioxidantes y antiparasitarias, son conocidas por sus beneficios para la próstata y la vejiga.También ayudan a regular el tránsito intestinal y son altamente recomendadas para las personas con diabetes puesto que son un estimulante para el páncreas, ayudándolo a regular los niveles de azúcar en sangre. Además ayudan a eliminar la excesiva mucosidad y a aumentar la memoria. Son una fuente de calcio, hierro, fósforo y potasio, y tienen vitaminas A, B, C y E. ¡¡¡Otra bendición que nos ofrece nuestra tierra!!!

A la mañana siguiente, o al menos después de unas cuatro horas en agua, las lavamos bien y las ponemos en nuestra batidora, añadimos el vaso de agua y batimos bien hasta conseguir una crema espesa, suave y uniforme.

Después añadimos el zumo de limón, la cúrcuma, la sal, la levadura nutricional (o de cerveza), el diente de ajo chafado (aplastado) con su piel, el trozo de jengibre con su piel, el orégano y la canela, y en un mortero mezclamos las bolitas de pimienta, las semillas de cilantro y los cominos, y lo machacamos para añadirlo al resto de ingredientes.

Le damos de nuevo a la batidora para que se mezcle todo bien y probamos el punto, si nos gusta, vertemos esta crema espesa en una bolsa de tela y la colgamos durante todo 1 día (24 horas) para que vaya soltando poco a poco el suero (ese agüilla restante), de esa forma después curará, se fermentará y será más manejable.

20150320_183402_Richtone(HDR)

Transcurrido este tiempo, sacamos nuestro queso de la bolsa, ya estará más manejable y le damos forma con las manos (qué bonito trabajar con nuestras manos y darle esa energía especial a la comida), en un plato echamos pimentón dulce (o las especias que más nos apetezcan, también queda riquísimo y muy llamativo con orégano) y rebozamos nuestro queso… Ya solo nos queda el último paso!!

Lo ponemos sobre una rejilla, en un rinconcito agradable de nuestra cocina y lo damos la vuelta cada 12 horas, es decir, cada mañana y cada noche, así conseguiremos que cure bien por todos lados y que no se nos forme moho..

Y en dos semanitas, tendremos un queso curado espectacular, sorprendente, delicioso, 100% vegetal y saludable!!!!

Las cantidades indicadas son para un quesito del tamaño de los de las fotos, sobre un plato pequeño liso, si lo queréis hacer más grande, más cantidad de pipas y especias al gusto. Id probando y utilizad las especias que más os apetezcan, así conseguiréis diferentes sabores y vuestro queso curado de pipas de calabaza ideal!!!

Si lo dejáis una semana de curación, obtendréis un semi-curado muy rico, pero para mí, el sabor ideal se consigue a las dos semanas.

Un abrazo, suerte y a por ello!!!

V&V

11 pensamientos en “Mi queso curado de pipas de calabaza

  1. Pingback: Queso fresco de altramuz tipo barra | El Perro Gamberro

  2. Pingback: Crema de calabaza con naranja y jengibre | El Perro Gamberro

  3. Pingback: Mi queso curado con espirulina | El Perro Gamberro

  4. Hola!! Ante todo felicitarte por tu pagina que me encanta! Y segundo contarte que me anime a hacer el queso y a los cinco dias de curación le salio un poquillo de moho… Que puedo estar haciendo mal? Es recuperable el queso? Le limpie un poquillo por fuera..
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Celia, muchísimas gracias por tu amable comentario… Supongo que el moho puede ser debido a que el queso no soltó todo el suero en la fase de drenaje, quizá quedó demasiado húmedo y de ahí la formación de moho a los pocos días… ese paso es importantísimo, es mejor dejarlo drenando en la bolsa hasta 3 días, aunque lo ideal para mí son 48 horas (2 días) que sacarlo demasiado húmedo. También puede ser debido a la falta de movimiento… es importantísimo darle la vuelta cada 12 horas aproximadamente para que vaya curando homogéneamente por todos lados, especialmente los primeros días… y que esté sobre una rejilla o bandeja de doble fondo con respiraderos, nunca tocando directamente una base… También hay que tener en cuenta que el ambiente sea fresco y seco, como el de una bodega…. yo creo que es salvable, rasca el moho, vuelves a cubrir esa parte otra vez con pimentón (que ayudará a que cure mejor) y continúa el proceso poniendo atención a los pasos que te he comentado. Mucha suerte y un abrazo. V&V

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s