Masas/Pasta

Un “Dim Sum” muy verde

¿Queréis aprender a preparar un “Dim Sum” muy verde, exquisito, nutritivo y saludable?

Pues seguid leyendo que son pocos pasos, primero para los que no lo sepáis, decir que el “Dim Sum” es el nombre genérico que se le da a unas empanadillas al vapor de origen asiático, muy consumidas en China y Japón.

Ya se comienza a extender y popularizar su consumo también en Europa, digamos que son parecidos a los “ravioli” o “tortellini” Italianos, pero en vez de cocidos, se sirven predominantemente al vapor, en las famosas y útiles vaporeras de bambú.

Mi “Dim Sum” preferido y el que preparo a menudo en casa, es de espinacas (como ya os habréis dado cuenta me encantan las espinacas), va relleno de espinacas al ajillo con champiñones, y la pasta la preparo mezcla de trigo y avena con espinaca batida. Como os escribí en el título, es un “Dim Sum” muy verde…

Ingredientes:

  • Aprox. 200 gramos de harina blanca
  • Aprox. 200 gramos de harina integral de avena
  • 1 cucharadita de sal marina integral
  • Aprox. 300 gramos de hojas de espinaca fresca
  • 5 dientes de ajo
  • 5 champiñones enteros
  • 1 toque de canela
  • 1 chorrito de aceite de oliva vírgen

Lo primero vamos a preparar nuestra masa, si habéis leído la entrada sobre “Las empanadas veganas del perro gamberro” veréis que el modo de preparación es muy similar.

Mezclamos en un cuenco grande o “bowl” las harinas con la cucharadita de sal marina integral, lo reservamos, y sacamos nuestra batidora de vaso, ahí ponemos un buen puñado de hojas de espinaca fresca (previamente bien lavada con zumo de limón, especialmente si no es ecológica) y añadimos un vaso de agua. Batimos bien hasta obtener un batido (valga la redundancia) totalmente líquido y muy verde…

Añadimos nuestro batido de espinacas, poco a poco (y siempre según nos pida la masa, quizá no tengáis que echarle todo el batido), a nuestra mezcla de harinas, mientras removemos y mezclamos con una cuchara o lengua de cocina, hasta obtener una masa verde uniforme. Cuando la masa esté más firme, comenzamos a amasar con las manos hasta que sea más elástica y no se nos pegue.

Entonces espolvoreamos un poco de harina sobre nuestra base de trabajo y nos ponemos a trabajar la masa, vamos amasando durante unos 10 minutos, después hacemos con ella una bola, la devolvemos al cuenco y la tapamos con un trapo para que repose al menos 1/2 hora.

Mientras tanto, sacamos nuestra sartén y echamos un chorrito de aceite de oliva vírgen, pelamos y picamos los dientes de ajo y los ponemos en la sartén a fuego bajo para que se vayan dorando. Lavamos y cortamos el resto de las espinacas y las añadimos a la sartén cuando el ajito ya esté dorado, pizca de sal, pizca de canela y a remover de vez en cuando. En menos de cinco minutos ya estará rehogada y en su punto, apagamos el fuego, lavamos bien nuestros champiñones frescos y los cortamos en láminas para añadirlos a nuestras espinacas al ajillo, simplemente con el calor residual de nuestra sartén los mezclamos con las espinacas y ya tenemos el relleno de nuestro “Dim Sum”.

Cuando haya pasado la 1/2 hora de reposo de nuestra masa, volvemos a espolvorear un poco de harina sobre nuestra base de trabajo, amasamos un par de minutos más y empezamos a estirar con un rodillo, damos la vuelta y seguimos estirando, una y otra vez, así hasta que nos quede fina pero consistente, no se nos vaya a romper al formar el “Dim Sum”.

Ahora tomamos un aro de metal, de los típicos para emplatar, que también son ideales para ésto, y con él vamos cortando nuestra masa, hacemos la cantidad máxima de círculos que podamos y con mucho cuidado retiramos lo sobrante (y reservamos).

Sobre nuestros círculos de masa fina, ponemos una cucharada del relleno en el centro, nuestras deliciosas espinacas al ajillo con champiñones, y vamos cerrando con los dedos, del exterior hacia el centro, poco a poco, como haciendo una bolsita. Así lo haremos con todos nuestros círculos de masa. Con la masa sobrante hacemos una bola y la volvemos a estirar y a cortar con nuestro aro de metal, haciendo la máxima cantidad de círculos posible, y de nuevo a rellenar y a cerrar.

Nos saldrán entre 10 y 12 unidades de “Dim Sum” dependiendo, por supuesto, del tamaño que los hagamos.

Ahora, sacamos nuestra vaporera y en la base ponemos un poco de papel de horno para que no se nos peguen, vamos poniendo cuidadosamente el “Dim Sum”, tapamos y al vapor (fuego medio) durante unos cinco minutos…

Y …. Listo!!! Ya lo tenemos!!!

Importante, siempre tomar recién hecho, en caliente y tierno, de otra forma queda muy correoso y aunque está bueno, pierde la textura original y deliciosa del auténtico “Dim Sum” y sería una verdadera lástima…

Lo podéis preparar de un día para otro, guardarlo en la nevera y al día siguiente, simplemente lo cocináis al vapor y servís inmediatamente…

Si os apetece una salsa de acompañamiento, os recomiendo en un pequeño cuenco poner salsa de tamari (soja fermentada), un buen chorro de vinagre de arroz, un toque de sirope de agave y un puñadito de semillas de sésamo, lo mezcláis y lo servís en una salsera para acompañar el “Dim Sum” … Ya veréis qué exitazo!!!

Mucha suerte y un abrazo enorme! Venga, vamos, atreveos a empezar!!! Cocinar vegetal es fácil, divertido, limpio y muy agradecido!!!

V&V

Un pensamiento en “Un “Dim Sum” muy verde

  1. Pingback: Mi pasta gamberra “a la italiana” | El Perro Gamberro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s