Masas/Pasta/snacks y picoteo

Samosas vegetales horneadas

¡Hagamos unas exquisitas Samosas 100% vegetales y deliciosas!!! ¡Además son facilísimas de preparar!!

Esta receta me la enseñó la extraordinaria chef inglesa Emily Stephenson, con quien tuve el placer de colaborar durante algunos días en la preciosa isla de Creta (Grecia). Emily cocina habitualmente sus “delicias veganas” en Londres, la página de su catering es Vegan Delights, si pasáis por allí, no dudéis en acudir a sus degustaciones, os aseguro que será toda una experiencia…

La Samosa es una empanadilla triangular, como veis en las fotos, muy típica de la cocina del sur de Asia, principalmente de La India, Pakistán y Tíbet.

Se sirven recién hechas, calientes y crujientes… tradicionalmente las acompañan con salsa de yogurt, salsas picantes como el “chutney”, cebolla picada muy finamente y cilantro.

Normalmente van rellenas de patatas, guisantes o lentejas con curry y generalmente carne de pollo o cordero…

También son muy típicas en Turquía y los antiguos territorios Otomanos, donde se conocen como Börek, Boreca o Bureca, allí las rellenan de un queso blanco muy similar al Feta griego, carne picada y/o espinacas.

Pero vamos a preparar nuestras Samosas vegetales al estilo indio, ¡ya veréis qué fáciles son y qué ricas!!!

Yo he optado por rellenarlas de patatas y lentejas al curry con varias especias que les darán un toque aún más étnico.

Os cuento la receta.

Ingredientes (para unas 20 Samosas)

  • 4 ó 5 patatas enteras
  • Aprox. 150 gramos de lenteja seca
  • 1 paquete de pasta o masa filo (250 gramos)
  • 5 bolitas de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de anisetes
  • 1/2 cucharadita de cominos
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharada sopera de curry
  • 1 buen chorro de aceite de oliva vírgen
  • Sal marina integral al gusto
  • Semillas de sésamo negro para decorar

Ya sabéis que siempre que vayamos a cocinar legumbres, hemos de ponerlas a remojo la noche anterior, así que no olvidéis dejar vuestras lentejas “durmiendo” en agua con 1/2 cucharadita de bicarbonato.

Al día siguiente, cuando vayamos a preparar nuestras Samosas, escurrimos y lavamos bien las lentejas, desechando el agua de remojo y las ponemos a cocer a fuego medio sólo cubiertas de agua, estarán hechas en unos 20 minutos.

Pelamos nuestras patatas, las cortamos en trozos no muy grandes, para que se hagan antes y también las ponemos a cocer sólo con agua, durante otros 20 minutos aproximadamente.

En cuanto estén cocidas, tanto las patatas, como las lentejas. Escurrimos el agua y las mezclamos conjuntamente en un “bowl” o cuenco grande, mientras vamos aplastando ligeramente con un tenedor.

Ahora añadimos un buen chorro de aceite de oliva vírgen, nuestro punto de sal, el pimentón dulce, la canela y el curry, para mezclarlo todo muy muy bien.

Aparte, en un mortero, ponemos las bolitas de pimienta negra, los anisetes, los cominos y las semillas de cilantro, y machacamos todo formando una pasta. Os recomiendo que acerquéis la nariz y os deleitéis oliendo esta mezcla de especias…

20150621_150704

Una vez machacadas, las agregamos también al “bowl” con nuestro relleno de las Samosas. Y de nuevo volvemos a mezclar todo muy bien, procurando que los ingredientes estén perfectamente integrados y repartidos.

Ahora, a rellenar y dar la forma a nuestras Samosas, para ello sacamos la pasta filo de la nevera. La pasta o masa filo siempre debe estar refrigerada, son unas láminas de masa extra finas y 100% vegetales, se hace simplemente con harina, agua y sal. Al contrario que el hojaldre, que suele llevar mantequilla a raudales…

Al ser una masa tan fina, se cocina en pocos minutos y queda muy crujiente, súper crujiente… es ideal para hacer este tipo de empanadillas, como también es ideal para repostería vegana. Además es muy común, la podréis encontrar en casi cualquier mercado o tienda de alimentación.

20150621_155844

Pues bien, para formar una Samosa del tamaño ideal, como las de las fotos, tenemos que utilizar la mitad de una lámina de pasta filo. Extendemos nuestra lámina horizontalmente y la cortamos por la mitad verticalmente.

20150621_153155

Nos quedamos con esa mitad y la doblamos sobre sí misma verticalmente. Pincelamos ligeramente la superficie con un poquito de aceite de oliva y en la esquina inferior izquierda, como se muestra en las fotos, ponemos una cucharada sopera de nuestro relleno.

Entonces tomamos esa esquina con la punta de los dedos y la cerramos completamente, llevándola hacia el otro extremo, es decir, la esquina inferior derecha.

Después volvemos a doblar llevándola hacia arriba, ya podréis ver que tenéis un triangulo perfecto, ahora seguimos doblando tipo pañuelo de esquina a esquina y hacia arriba hasta terminar con toda la lámina.

20150621_153703

Ya tenemos nuestra primera Samosa formada, simplemente queda pincelar con aceite ligeramente por encima y echar unas semillas de sésamo negro para decorar y dar un contraste interesante.

Ahora con un poquito de paciencia vais haciendo lo mismo con todas las láminas de pasta filo, hasta terminar con el relleno (o la masa). Como os comentaba, os saldrán unas 20 Samosas en total.

20150621_155831

Las vais colocando sobre vuestra bandeja de horno, para finalizar introduciéndolas en el mismo a unos 180 grados centígrados durante no más de 15 minutos.

La pasta filo se hace rapidísimo, vigilad y en cuanto veáis los bordes doraditos, las sacáis inmediatamente, si no, al ser tan fina esta masa se romperá…

Son muy fáciles de hacer, lo único que tenéis que tener es un mínimo de paciencia para ir dándoles la forma…

Y superarán con creces vuestras expectativas. El relleno, delicioso, suave y muy aromático, ligeramente picante por la pimienta negra. El exterior más que crujiente y suavemente tostado…

Os recomiendo que las comáis recién hechas, aún calientes… ¡Será una fiesta para vuestros paladares!!

Creo que no llegáis a imaginaros lo buenísimas que están … ¡las tenéis que probar!!

Ya sabéis que para cualquier duda, sólo tenéis que dejarme un comentario en el blog y os responderé con toda seguridad.

Como siempre, un abrazo, suerte y ¡a deleitarse con la cocina vegana!! Verdaderas delicias autenticas llenas de cariño, amor y respeto por la vida de todos.

V&V

4 pensamientos en “Samosas vegetales horneadas

    • Hola Bego,

      Muchas gracias por tu comentario, te recomiendo que no añadas “garam masala”, si no tienes semillas de cilantro, simplemente no le pongas, te va a quedar muy rico igual.

      El “garam masala” es una mezcla de especias que suele llevar: comino, clavo, nuez moscada, canela, pimienta negra, chile en polvo, cilantro, etc. Si a las especias que ya ponemos le sumas esta mezcla, el sabor será demasiado intenso y se te pueden hacer “pesadas” las samosas.

      Si pones “garam masala” añade sólo esta mezcla + curry y evita el resto de especias, así te va a quedar delicioso.
      Un abrazo.
      V&V

      Me gusta

  1. Pingback: Mi pasta gamberra “a la italiana” | El Perro Gamberro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s