snacks y picoteo

Choriveganos 2.0

¡Hoy os traigo unos chorizos vegetales para que se nos quiten todos los antojos!!

Estos choricillos llevan de base gluten de trigo (seitán), por lo que no son aptos para celiacos, ni tampoco son especialmente saludables si basamos nuestra alimentación en estos productos, pero si estamos sanos, nos podemos conceder un capricho de vez en cuando…

Siempre será mejor comerse un chorivegano, que comerse un chorizo tradicional. Además de la muerte, el sufrimiento y la devastación de nuestro planeta que lleva implícito el consumo de productos animales, no hemos de olvidar el alto contenido en grasas saturadas y colesterol. Aparte, por si no fuese poco, el ser humano tarda en digerir la carne nada menos que entre 20 y 40 horas, tiempo en el que parte de la misma se descompone y putrefacta en nuestro interior.

El proceso de putrefacción da lugar a los venenos de la carne: cadaverina, putrescina, aminas y otras substancias tóxicas. Estos venenos causan enfermedades en nuestro organismo provocando congestión en el sistema linfático y acumulación de líquidos y grasa. Los restos de carne no digerida pueden permanecer en nuestras pa­redes intestinales más de 20 años, lo que explica la frecuencia del cáncer de colon en los humanos “carnívoros”, prácticamente inexistente en los vegetarianos y los animales carnívoros, cuyo organismo está perfectamente preparado para digerir la carne, al contrario que el nuestro.

El cáncer de colon es otro nombre para el envenenamiento continuado por carne putrefacta.

Por ello, aunque últimamente existe una cruzada en contra del gluten, en parte para desviar la atención de lo verdaderamente dañino y a mi modo de ver “maligno”. Si no sois celiacos, el gluten no os hará ni la millonésima parte del “daño” que os podría causar la carne y en general, todos los productos animales…

Vuelvo a repetir que no es sano basar nuestra alimentación vegetal en productos tan procesados y manipulados como son el seitán (gluten), la soja y derivados, como la soja texturizada, el tofu, etc. Pero si estáis sanos y no sois alérgicos, un chorivegano de vez en cuando no os hará mal, salvo quizás, una digestión un poco más pesada de la habitual.

La receta original de los choriveganos es de “Dimensión Vegana”, seguro que muchos conoceréis esta página y habréis visto alguno de sus vídeos, ¡son geniales!!!

Me he permitido versionar su receta y llamarla “choriveganos 2.0” puesto que, aunque la base es la misma, utilizo bastantes variantes, tanto en cantidades como en ingredientes, para conseguir un sabor “espectacular”.

Vamos a preparar una cantidad considerable, si seguís mis pasos os saldrán entre 8 y 10 ristras de choricillos, lo que es ideal, puesto que son muy laboriosos de hacer. Conviene preparar bastante cantidad y congelarlos, para así poder disfrutarlos cuando nos apetezcan.

¿Comenzamos??

Ingredientes:

  • 1 kg. de gluten de trigo
  • 250 grs. de pan rallado
  • 250 grs. de arroz (en seco)
  • 2 cebollas grandes
  • 2 puerros
  • 6 dientes de ajo
  • 200 grs. de tomates secos
  • 6 pimientas de cayena
  • 1 cucharadita de bolitas de pimienta negra
  • 1 cucharada sopera de cominos
  • 2 cucharadas soperas de orégano
  • 2 cucharadas soperas de tomillo
  • 1 cucharadita de canela
  • 4 cucharaditas de sal ahumada
  • Entre 8 y 10 cucharadas soperas de pimentón de la vera (pimentón ahumado)
  • Aprox. 1 vasito de salsa de tamari o soja
  • Aprox. 1 litro de agua
  • Sal marina integral al gusto
  • 1 chorrito de aceite de oliva vírgen

Accesorios:

  • Hilo de cocina
  • Film transparente
  • 1 barreño grande

20150830_125433_Richtone(HDR)

Lo primero, sumergimos nuestros tomates secos en agua para que se vayan hidratando, y vamos cociendo el arroz con una pizca de sal y como mínimo, el doble de agua que de arroz. Lo ponemos a fuego medio y lo tendremos listo entre 15 y 20 minutos.

Mientras tanto, pelamos y cortamos muy finamente las cebollas y los puerros.

20150830_130226_Richtone(HDR)

Echamos 1 chorrito de aceite de oliva vírgen en una sartén, la llevamos al fuego, añadimos las cebollas y los puerros picaditos, una pizca de sal, y nos ponemos a pocharlo todo a fuego medio.

20150830_131004

Tenemos que sofreírlo, removiendo regularmente, hasta que esté todo bien pochado y doradito, aproximadamente unos 15 minutos.

20150830_132253

Cuando lo tengamos listo, apagamos el fuego y reservamos.

Ahora, en nuestro barreño, comenzamos a mezclar los ingredientes secos; primero ponemos el gluten de trigo y el pan rallado.

20150830_133603

Después, en cuanto tengamos listo el arroz, lo escurrimos si es necesario y lo añadimos al barreño

20150830_134056

Es el momento de comenzar con las especias, agregamos directamente el orégano, el tomillo, la canela, la sal ahumada y por supuesto, el pimentón de la vera.

Aparte, en un mortero, machacamos conjuntamente la cayena, la pimienta negra y los cominos. Para echarlo también a nuestro barreño.

Mezclamos todo muy bien, preferiblemente con una cuchara de madera y comenzamos a integrar nuestros ingredientes húmedos. Primero la cebolla y el puerro pochados, después machacamos en el mortero los dientes de ajo con una pizca de sal y también los añadimos.

20150830_134438

Escurrimos los tomates secos (reservamos el agua de remojo), los troceamos y se los agregamos.

20150830_134950

Mezclamos todo lo mejor posible con la cuchara, por último vertemos 1 vasito de salsa de tamari o soja, volvemos a mezclar y ya ha llegado el momento de añadir el agua, vamos echando agua poco a poco, según nos pida la mezcla, aproximadamente será 1 litro en total (podéis usar el agua de remojo de los tomates secos).

20150830_140700

Con la mezcla húmeda, se habrá formado una masa compacta y “chiclosa”, por ello, hemos de lavarnos las manos y comenzar a amasar para integrar y repartir bien todos los ingredientes. Podéis probar el punto en este paso, por si necesitase más sal.

Ya tenemos perfecto nuestro relleno para los choris!! Pues nos ponemos a embucharlos!!!

Cortamos un trozo del film de cocina, lo suficientemente largo para que quepan entre 8 y 10 unidades. Lo extendemos y en la parte inferior del mismo ponemos una parte de nuestro relleno, procurando estirarlo y cubrir toda la parte inferior, sin olvidarnos de dejar algo de espacio en los extremos.

20150830_142458

Ahora, sencillamente lo enrollamos en el film, procurando redondear el relleno en cada una de las vueltas.

Cortamos dos trozos de hilo de cocina y atamos los extremos, dejando siempre un pequeño hueco entre el nudo y el comienzo del relleno. Con los extremos “sellados”, modelamos nuestro chorizo para que quede lo más uniforme y redondo posible.

20150830_142914

Cuando tengamos nuestro chorizo bien formado, vamos cortando trozos de hilo de cocina para ir anudando el chorizo por partes e ir formando nuestros choricillos. Importante, no anudéis demasiado fuerte para evitar que se rompa.

Así tenéis que ir embuchando vuestros chorizos hasta terminar con todo el relleno, para estas cantidades como os he comentado antes, os saldrán entre 8 y 10 ristras, de entre 8 y 10 unidades cada una, por lo tanto, tendréis entre 64 y 100 choricillos en total, dependiendo de la extensión y la cantidad de relleno que pongáis.

Hacedlo con paciencia y cariño, es un trabajo laborioso, pero el resultado final merecerá mucho la pena.

Antes de terminar de formar todos los chorizos, procurad poner al fuego la cacerola más grande que tengáis, así el agua ya estará caliente cuando terminéis. Cubridla de agua hasta la mitad y encended el fuego a baja potencia.

20150830_141256

Cuando hayáis terminado de montar vuestros chorizos, subid el fuego para que empiece a hervir. Con mucho cuidado id introduciendo las ristras de chorizo que os quepan de una vez.

20150830_160552_Richtone(HDR)

Deben estar cociendo a fuego vivo un mínimo de 45 minutos, para que la textura y consistencia sean adecuadas, cuanto más tiempo estén cociendo, mas compactos serán los choricillos.

Una vez pasado este tiempo, limpiad el barreño y cubridlo hasta la mitad con agua muy fría, si puede ser de la nevera mejor. Con mucho cuidado y la ayuda de unas pinzas de cocina, id sacando las ristras de la cacerola y las vais introduciendo en el barreño con agua muy fría.

20150830_160613_Richtone(HDR)

Una vez tengáis las ristras enfriadas en el barreño y el agua ya se haya calentado, las escurrís y las dejáis reposar para que se templen del todo.

20150830_195708_Richtone(HDR)

Dejad en la nevera la cantidad que vayáis a consumir en los próximos 3 días, y el resto al congelador.

A la hora de comer estos deliciosos choriveganos, están riquísimos simplemente pasándolos unos minutos por la sartén con un chorrito de aceite (de oliva, por supuesto). A mí me encanta acompañarlos con “alioli” y un poco de pan, también les va de fabula el “chimichurri”, los podéis hacer a la sidra, encebollados o incluirlos en alguno de vuestros potajes y/o guisos vegetales.

¡La verdad es que van bien con todo lo que se os ocurra!!!

Sé que es una receta muy laboriosa y requiere mucho tiempo, pero de verdad, os merecerá la pena, os lo aseguro. Además, no es una receta complicada ni difícil, solo requiere tiempo, paciencia y ganas.

Mucha suerte compañeros de camino, y ¡a seguir cocinando vegetal!!! Pronto, muy pronto, quizás tan solo en una generación, más de la mitad de la población mundial seguirá una dieta vegetariana estricta, ¡estamos despertando!!! ¡Vuestros hijos lo verán y vuestros nietos lo disfrutarán!!!

¡Un abrazo enorme!

V&V

4 pensamientos en “Choriveganos 2.0

  1. Pingback: Cocido Madrileño (V) | El Perro Gamberro

  2. Pingback: Mi “perrito” gamberro | El Perro Gamberro

  3. Quería agradeceros el haber publicado vuestra receta. Probé el bocadillo de choris y chimichurri en vuestro bar hace una semana y, recordando que teníais blog, me he animado a hacerlos. La receta es genial, son los mejores que me han salido nunca y creo que la clave es el arroz (yo usé integral) y los tomates secos. Yo además les añadí un poco de soja texturizada para que tuvieran algo más de proteína. Aunque los que vosotros servís son insuperables, los que me han salido me han encantado, ¡muchas gracias y enhorabuena tanto por el bar como por el blog!

    Le gusta a 1 persona

    • Mil gracias Ana, los choris de la taberna no los hacemos nosotros, lamentablemente no tenemos tiempo, es de lo poco que no hacemos en la tabernita, pero sí te puedo decir que nos lo prepara un proveedor nacional de total confianza especialmente para nosotros, por supuesto 100% vegetal y sin colorantes ni conservantes, todos productos naturales.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s