Masas/snacks y picoteo

Pizza de berenjena con base de avena

Hace tiempo que me apetece una buena pizza, una pizza casera, con verdadero sabor, con una base crujiente pero no dura, con aroma de orégano y aceite de oliva, con tomate natural y fresco, con unas berenjenas tiernas, aceitunas negras y aros de cebolla dulce en su punto… Mmmhhhh!!!!

Cuando estás fuera, la pizza es siempre una opción para poder comer vegano, pero cuando les pides que no te pongan “mozzarella” y eliminas varios ingredientes de su mal llamada pizza “vegetariana” … te miran como si te perdonasen la vida y si de un gran favor personal te hiciesen …

Así que, no me he podido resistir… aunque os comenté que estaría un par de semanas fuera y no publicaría ninguna receta estos días ….

Vamos a prepararnos una pizza casera “para quitar el hipo”, la pizza además de muy fácil de hacer, es una auténtica delicia, y por regla general gusta a todos, especialmente a los niños…

¿Empezamos?

Ingredientes (para una pizza de 4/6 personas)

  • 150 gramos de harina blanca
  • 150 gramos de harina integral de avena
  • 1 chorrito de aceite de oliva vírgen
  • 1 cucharada sopera de orégano seco
  • 1 cucharada sopera de anisetes (anís verde)
  • Aprox. 1 vaso de agua
  • 2 tomates grandes
  • 2 berenjenas
  • 1/2 cebolla dulce
  • 10 ó 12 aceitunas negras enteras
  • Sal marina integral al gusto

Primeramente cortamos las berenjenas en rodajas con su piel y las sumergimos en agua con sal durante al menos 1/2 hora, si dejáis las berenjenas en agua con sal de un día para otro, mejor.

20150728_132158

Mientras tanto, vamos preparando nuestra masa, mezclamos en un “bowl” los dos tipos de harina, junto con 1 cucharadita de sal marina, 1 chorrito de aceite de oliva y vamos añadiendo agua según nos pida, aproximadamente 1 vaso de agua, y sin parar de mezclar con una cuchara.

Cuando la masa ya haya adquirido cierta consistencia, la sacamos del recipiente y comenzamos a amasar con las manos en nuestra superficie de trabajo, procurando conseguir una masa elástica y que no se nos pegue.

Después añadimos el orégano y los anisetes, para seguir amasando y que se integren bien en la masa.

Una vez la tengamos terminada, la dejamos reposar al menos 1/2 hora.

Aprovechamos para escurrir nuestras berenjenas, cortarlas en dados y pasarlas por la sartén con una gotita de aceite de oliva y el punto de sal.

20150728_141523

Las vamos cocinando en la sartén a fuego medio, durante unos 20 minutos, observaremos inmediatamente cuando la berenjena está en su punto, pues cambia de color, se vuelve más oscura y está tierna.

Apagamos el fuego y reservamos.

Ahora espolvoreamos un poco de harina por nuestra superficie de trabajo y vamos a empezar a estirar la masa con la ayuda de un rodillo.

20150728_140236

Procurad estirarla muy bien, dejándola finita y de un tamaño adecuado a nuestra bandeja de horno, por la forma no os preocupéis, le daremos la forma según sea nuestra bandeja, en la mayoría de los casos rectangular…

Ponemos cuidadosamente nuestra masa bien fina sobre la bandeja, podéis utilizar papel de horno para evitar que se pegue…

20150728_140702

Es el momento de empezar a cubrir nuestra masa de pizza … primero lavamos bien los tomates y los vamos cortando en láminas y trocitos, procurando rellenar bien toda la superficie.

20150728_142438

Espolvoreamos orégano, ajo seco, nuestro punto de sal y añadimos finalmente unas gotitas de aceite de oliva vírgen.

Nuestro siguiente paso será añadir los trocitos de berenjena cocinada que teníamos reservados en la sartén.

20150728_142644

Ahora nos toca cortar la 1/2 cebolla dulce preferiblemente en aros enteros, e ir poniéndolos sobre el resto de ingredientes.

20150728_142903

Para finalizar, con nuestras aceitunas negras enteras…

20150728_143126

¡Y ya tenemos nuestra pizza lista para entrar en el horno!!!!

La introducimos a una temperatura de 200 grados centígrados durante 30 minutos.

¡Ah!! ¡Por cierto!!! ¡No olvidéis recortar los bordes!!!

El resultado …. indescriptible … la base con harina de avena hace que sea muy crujiente, pero no dura ni excesivamente tostada, notareis el crujir en vuestra boca siendo el interior tierno, y haciendo del masticar un nuevo placer…

La masa, con sus toques de orégano y anisetes, más el sabor de la avena, harán que la base sea tan deliciosa como sus ingredientes … después el tomate fresco con orégano, oliva y sal. La berenjena con su característico sabor y deliciosamente tierna y tostada … para finalizar con la cebolla dulce y el toque de las aceitunas negras …

¡Es una pizza memorable!!!!

Y si tenéis crema de queso de anacardos, le irá de fábula un poquito por encima, a modo de salsa de queso justo en el momento de servirla …

¡No hay palabras!!! ¡Para mí, ésta es la mejor pizza del mundo!!!

Como siempre, ¡suerte, a cocinar y a disfrutar!!!

Un abrazo,

V&V

2 pensamientos en “Pizza de berenjena con base de avena

  1. Pingback: Mozzarella vegana 2.0 | El Perro Gamberro

  2. Pingback: Mi “perrito” gamberro | El Perro Gamberro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s