Patés

“Foie Gras” Vegano

20181031_175345

Muy buenas compañeros, hoy os traigo un paté extraordinario, exquisito y como nunca hubieseis soñado que se pudiera hacer… lo podemos llamar paté de falso hígado, falso “foie gras” o “foie gras” vegetal o vegano, como lo he titulado en esta entrada. Es una receta sencilla, con ingredientes reconocibles, fáciles de encontrar y que en general casi todos podemos tener en casa de forma habitual…

¿No echáis de menos el “foie gras”? Yo no lo comía hace “milenios” la crueldad de su elaboración va más allá de lo imaginable, nadie podría encontrar ninguna justificación para que esto siga existiendo hoy en día… todos sabemos de lo que estamos “hablando”, no voy a ir más allá… Por ello, muchas personas aún no siendo (todavía, porque algún día lo seremos tod@s y ese día cada vez está más cerca) vegetarianas o veganas han dejado de consumirlo…

Pues aquí tenemos una alternativa ética, feliz, muy nutritiva y riquísima, un paté que os va a sorprender, la receta original la creó el chef francés Alexis Gauthier del restaurante (con estrella Michelín) Gauthier Soho en Londres, pero la dieron a conocer a través de las redes los aún más populares cocineros de BOSH!

Este paté me cautivó desde el primer momento, lo he hecho ya en varias ocasiones y os aseguro que siempre, siempre, sale buenísimo… aquí os voy a presentar mi versión gamberra del “foie gras” vegano.

Ingredientes (para tener paté durante todas las Navidades)

  • 1 cebolla dulce
  • 1 puerro
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • De 8 a 10 champiñones frescos
  • 1 buen puñado de setas deshidratadas (boletus edulis, shitake, trompetas o mezclas)
  • 1 buen chorro de aceite de oliva vírgen
  • Aprox. 1/2 vaso de vino blanco
  • Aprox. 1/4 vaso de brandy
  • 1 puñadito de romero (fresco o seco)
  • 1 puñadito de tomillo (fresco o seco)
  • 1 cucharadita pimienta negra (preferiblemente recién molida o machacada)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • Aprox. 1/4 kilo de lentejas en seco
  • Aprox. 1/4 kilo de nueces peladas
  • 1/2 remolacha cocida
  • Sal ahumada al gusto (las escamas de sal ahumada o sal ahumada sin más, se encuentran muy fácilmente en cualquier tienda de alimentación, especialmente en estas fechas, si no, podéis utilizar sencillamente la sal con la que cocinéis de forma habitual)

Y ésto es todo compañeros, como siempre, seguidme que os cuento…

Lo primero, tenemos que recordar dejar las lentejas la noche anterior en agua, con la cucharadita de bicarbonato.

Al día siguiente, cuando vayamos a preparar nuestro paté, escurrimos bien las lentejas y las enjuagamos enérgicamente bajo el grifo, acto seguido, las echamos en una cacerola, cubrimos de agua nueva, ponemos las 2 horas de laurel y a cocer (no añadimos nada de sal) hasta que estén tiernas, serán aproximadamente unos 20 minutos a fuego medio.

Mientras se van haciendo las lentejas, nosotr@s vamos aprovechando para limpiar y preparar nuestros champiñones, sin olvidar poner en agua las setas deshidratadas (con 10/15 minutos en agua será suficiente).

20181031_171621

A mí me gusta limpiar los champiñones primero cortando y desechando directamente la base, que es donde más tierra tienen, después, lleno un cuenco con agua y los lavo uno a uno por encima, sin sumergirlos en ningún momento, para que no absorban agua (o lo menos posible). Después los corto en laminas y ya los tengo preparados…

Ahora pelamos y picamos los dientes de ajo y los ponemos a dorar en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva, después hacemos lo mismo con la cebolla y el puerro, añadimos un toque de sal para que las verduras “suden” y vayan soltando su caldito…

20181031_171618

En cuanto tengamos bien pochado nuestro sofrito, añadimos los champiñones, damos un par de vueltas de sartén, escurrimos las setas deshidratadas y las echamos también.

20181031_171757

Removemos otro par de veces, ahora ya con todas las setas y aquí hemos de poner otro punto de sal y la mitad de las especias, es decir, la mitad de la cantidad de romero, tomillo y pimienta negra del total que teníamos para hacer este paté, además añadimos el vino blanco y dejamos que cueza a fuego medio, moviendo de vez en cuando durante unos minutos para que el alcohol se evapore…

Concluido este paso, el más importante, retiramos del fuego y reservamos.

20181031_172242

Seguramente nuestras lentejas ya estén cocidas, probamos y si lo están, escurrimos, retiramos las hojas de laurel y permitimos que reposen unos minutos para que se asienten y enfríen antes de empezar a triturar…

¡Aaahhhh!!! Se me olvidaba deciros que hemos de poner las nueces en agua (muy importante) para activarlas, con 10/15 minutitos es más que suficiente… así que, nos sentamos un poquito a descansar, mientras se asientan las setas, las lentejas y reavivamos las nueces…

Os sugiero un vasito de ese vinito blanco que tenemos por ahí (bien fresquito), y algo de buena música, una canción que nos inspire… así nos saldrá todo mucho más rico… ¡¡¡Mmmmhhhh!!! A mí me encanta esta versión del famoso “Hallelujah” de Leonard Cohen, la canta Alexandra Burke y es la que más me emociona de todas las infinitas versiones que se han hecho hasta el momento…

En fin… pasado el descanso, nos preparamos para triturar…

Y trituramos todo junto … ¡Sin piedad!!! Nuestro guiso de setas al completo, las lentejas, las nueces, la 1/2 remolacha partida en trozos, nuestro punto de sal ahumada y las especias que resten: romero, tomillo, pimienta negra y por supuesto, el brandy.

Lo hacemos el tiempo que sea necesario, que todo quede uniforme, sin grumos o tropezones, sin que se note ningún ingrediente y bien mezclados los sabores, ahora es el momento de probar, si os gusta con un sabor más intenso, añadís más sal ahumada, tomillo, romero, pimienta y/o brandy, si no, ya tenéis este maravilloso paté listo. Preparádlo estas Navidades, os sorprenderá, os enamorará y os dará muchísimo juego, os lo aseguro.

Recomiendo que lo guardéis en botes de cristal bien limpios, idealmente hervid los botes durante unos minutos, secadlos a conciencia y los rellenáis de nuestro divino paté, después los cerráis bien con sus tapas y en la nevera os durarán con toda seguridad 2 semanas en perfectas condiciones, es decir, todas las fiestas Navideñas…

Y ahora, dejad volar vuestra imaginación… pinchos, bocatas, canapés, sobre endivias, manzanas laminadas, patatas horneadas, rellenos para ravioli o redondos de seitán… con aceitunas negras, hojas de espinaca, compotas e incluso mermeladas (con mermelada de higo está increíble, claro, que todo está increíble con higos)….

Por cierto, nota importante, el paté tiene que reposar al menos 2 horas en la nevera antes de servirlo, debe tomar consistencia, asentarse y debe evaporarse el alcohol del brandy… ya veréis, cuantos más días pasen, mejor sabor y consistencia tendrá… es un paté exquisito…

Estoy deseando que lo preparéis en casa y me hagáis comentarios.

Un abrazo compañeros, disfrutad mucho y hasta pronto.

V&V

 

 

2 pensamientos en ““Foie Gras” Vegano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s