Quesos Veganos

Queso fresco de altramuz en barra

Hoy nos ponemos con un queso interesantísimo, lo vamos a preparar de altramuces. Efectivamente, habéis leído bien, altramuces…

Los altramuces pertenecen a la familia de las leguminosas (legumbres). El 38% de su contenido son proteínas, también poseen hidratos de carbono, fibra y minerales; como el hierro, calcio, potasio, fósforo, magnesio y zinc.

Y tomad nota por favor, los altramuces tienen más del doble de hierro que las espinacas y más calcio que la leche animal.

También aportan vitaminas del grupo B y vitamina E

Además tienen unas propiedades muy beneficiosas para nuestra salud: estimulan la renovación de las células, regulan los niveles de azúcar en sangre, reducen el ácido úrico y el colesterol, favorecen el transito intestinal por su gran cantidad de fibra y oligoelementos (el porcentaje es mayor que en la soja, por ejemplo).

El altramuz ya formaba parte de la dieta de los antiguos egipcios, durante las milenarias épocas faraónicas.

Una de las referencias escritas más antiguas sobre el altramuz, la encontramos de “Florentino” en el siglo III D.C., autor del “Tratado Agronómico de los Quintilios”. El decía que se endulzaban (ya que de por sí son algo amargos), poniéndolos en maceración por espacio de tres días en agua de mar o de río. Después había que secarlos y guardarlos. También escribía que “la harina de altramuz, mezclada con cebada o trigo hacía buenos panes”. Aconsejaba “su siembra en tierras agotadas, sin necesidad de abonos, ya que, ellos mismos se sirven de fertilizantes y hacen que las tierras sean productivas en lo sucesivo, sin sembrarse muy profundo y brotan sin necesidad de recibir cuidados excesivos, al igual que las alcaparras, pero se malogran si notan que alguien trabaja la tierra”. También nos informaba que los altramuces molidos y aplicados en el ombligo expulsan las lombrices.

En un tratado Nazarí escrito por Al-Arbuli en el siglo XV, se dice de los altramuces lo siguiente: “Si se maceran en agua hasta que desaparezca su amargor, disminuyen su calor y su sequedad, son un buen alimento y despiertan el apetito. Si se machacan y toman en bebida matan los gusanos y las larvas, las lombrices que se crían en el vientre y las tenias. Precipitan la menstruación y abren las bocas de las almorranas”. No hay que olvidar que la palabra altramuz, viene del árabe “al-turmus”.

Normalmente encontrareis los altramuces como aperitivo, vienen ya cocidos y en salmuera. Se venden en todos los mercados en los puestos de “variantes”, están junto a las aceitunas y pepinillos. También los tienen en casi todas las típicas tiendas de barrio de frutos secos.

Curiosísimo e interesante, ¿verdad?, pues vamos a preparar nuestro queso fresco de altramuz, en barra, con un aspecto parecido al famoso “cheddar”.

Ingredientes:

  • Aprox. 500 gramos de altramuces en salmuera
  • 4 cucharadas soperas de levadura nutricional o de cerveza
  • Zumo de 1 limón recién exprimido
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de bolitas de pimienta negra
  • 1 cucharada sopera de orégano
  • 2 cucharaditas de cúrcuma
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de romero
  • 3 sobres de agar-agar en polvo
  • Sal marina integral al gusto
  • Aprox. 3 vasos de agua

Primeramente tenemos que pelar nuestros altramuces, puesto que vienen recubiertos por una piel o pellejo bastante grueso, pero no os preocupéis porque no tardaréis mucho. Se pelan muy bien, basta con hacer un cortecito transversal con un cuchillo afilado y simplemente apretándolo con los dedos sale entero perfectamente.

Después los lavamos bien bajo el grifo

Ahora en nuestra batidora de vaso nos ponemos con la mezcla.

20150904_112427

Añadimos nuestros altramuces pelados y lavados con 1 vaso de agua, y comenzamos a triturar, siempre de menos a más, hasta conseguir una pasta espesa, homogénea y sin trocitos.

Sobre esta pasta agregamos el resto de ingredientes, es decir, la levadura nutricional o de cerveza, el zumo de limón, el diente de ajo pelado y machacado, la sal y las especias, procurad machacar las bolitas de pimienta negra en el mortero antes de introducirlas en la batidora.

20150904_112712

Volvemos a batir hasta que se mezcle todo y quede perfectamente integrado, si es necesario, añadid 1/2 vaso más de agua.

Probad el punto, por si necesitase algo más de sal u os apeteciese añadir alguna otra especia, quizá pimentón, un toque de canela, albahaca, hierbabuena … en fin, a vuestro gusto.

Es el momento de añadir el agar-agar para que nuestro queso cuaje y lo podamos utilizar en vegatas (bocatas), canapés, tablas de quesos variadas, (en el blog podréis encontrar varias recetas de quesos vegetales; como el queso fresco de almendra, queso curado de pipas de calabaza, crema de queso de anacardos) o simplemente para comernos un buen trozo cuando nos apetezca.

Para ello ponemos 2 vasos de agua en un cazo y lo llevamos al fuego, cuando empiece a calentarse añadimos los 3 sobres de agar-agar (hemos de añadir tanta cantidad pues el queso es grande y queremos que quede bien firme) y vamos disolviéndolo en el agua con la ayuda de una cuchara. Hemos de esperar a que hierva, debe entrar en ebullición, de otra forma el queso no cuajará.

Una vez totalmente disuelto el agar-agar e hirviendo, lo echamos inmediatamente en la batidora y mezclamos a máxima potencia durante un par de minutos.

Con rapidez, tomamos un molde de barra o sencillamente un “tupper” alargado y vertemos todo el contenido dentro.

20150904_115545

Por último, cerramos herméticamente para que no asimile otros aromas e introducimos nuestro queso en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente, pasáis un cuchillo con cuidado por los bordes para que se despegue y volcáis sobre un plato o fuente alargada.

Y ya podéis disfrutar de vuestro queso de altramuz!!! Lo vais cortando en laminas o lonchas y a comer como más os guste!!!

Está delicioso si lo acompañáis con fruta, como manzana, melocotón o pera. También es ideal en canapés con pepino, aceitunas negras, un toque de mermelada de frutos rojos y un toque de alioli.

Como siempre, mucha suerte y a disfrutar en equilibrio con la naturaleza!!!

Un abrazo,

V&V

14 pensamientos en “Queso fresco de altramuz en barra

  1. Hola. Gracias por esta receta tan interesante!!
    ¿Serías tan amable de indicarme el peso de los sobres de agar-agar?
    Yo lo compro en bote y necesitaría saber el peso exacto que requiere la receta.
    Muchas gracias de nuevo.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  2. Me he atrevido a hacerlo, no tengo una batidora tan potente así que no quedó tan líquida la mezcla, tampoco había probado un altramuz en mi vida, son muy ricos y he probado la mezcla tiene un sabor delicioso, solo queda ver mañana cuando se enfríe como me ha quedado, mil gracias por la receta.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: Mi queso curado con espirulina | El Perro Gamberro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s